Saltar al contenido
Repetidor Wiffi

PLC

plc-wifi

Los dispositivos PLC son, al igual que los amplificadores o repetidores WiFi; unos extensores de red que a diferencia de estos otros deben usarse como mínimo en pares (un PLC emisor y otro receptor). En este post te hemos preparado una guía básica sobre la tecnología PLC y un top 5 para este 2018. Así que, en caso de no conocer bien estos dispositivos y/o crees requerir su uso, este articulo te vendrá como anillo al dedo.

Si tu conexión a Internet no es estable y necesitas mantenerte pegado al router para navegar, entonces no estas disfrutando de una buena trasmisión de datos, solventa este problema con solo comprar un dispositivo PLC WiFi o Ethernet, porque el mismo ampliará tu red, otorgándole mayor velocidad y equilibrio.

Actualmente, los dispositivos PLC están logrando fama en el mercado, porque además de extender la proyección WiFi, son fáciles de instalar, integrándose con rapidez a otros dispositivos como consolas de juego, teléfonos, televisores, entre otros. Igualmente, permite conectar simultáneamente diversos equipos, sin verse interrumpida su conexión, provocando que sea una excelente inversión para el hogar u oficina.

¿Cómo funciona la tecnología PLC?

La tecnología Power Line Communications, mayormente conocida por sus siglas PLC, consiste en un dispositivo que utiliza cableado eléctrico para extenderse y trasmitir una fuerte señal de datos Ethernet al resto de las habitaciones. Normalmente, esta función se ejecuta mediante un filtrado de frecuencias eléctricas y datos, con el fin de separarlas y disminuir las interfieras en la trasmisión, son parecidos a los amplificadores de WiFi pero con ciertas ventajas.

Los dispositivos PLC WiFi funcionan perfectamente en espacios donde existen varias plantas o pisos porque llegan con mayor proyección que los amplificadores de red. Pero para que un dispositivo PLC funcione correctamente, necesitas contar con un router que reciba señal de Internet y envíe datos al PLC.

Siendo más precisos, la tecnología PLC funciona como un extensor de red, aunque no del mismo modo en que lo hacen los amplificadores WiFi. Mientras que estos últimos captan la señal WiFi emitida por el router y luego la replican, los PLC reciben los datos emitidos por el router de manera directa mediante un cable Ethernet para luego transmitirlos por la red eléctrica hacia un segundo dispositivo PLC ubicado en otra zona de la casa.

Obviamente, para que esto sea posible; los dispositivos PLC deben enchufarse a una toma de corriente. En este sentido, el dispositivo principal (llamémosle PLC1) debe estar enchufado lo suficientemente cerca del router como para que puedan están vinculados mediante un cable Ethernet. Mientras que el PLC2 debe estar enchufado en la zona de la casa (o empresa) a donde se requiera extender la cobertura de Internet.

Dentro de un mismo circuito eléctrico se pueden conectar tantos PLC2 como sean necesarios. Por ejemplo, si el router y el PLC1 está en la sala principal, se pueden enchufar PLC2 en las habitaciones del segundo piso, en la biblioteca e incluso en una toma de corriente que dé hacia el patio trasero. Los datos viajaran desde el PLC1 hacia cada uno de los PLC2, y estos pueden transmitirlos a los equipos y aparatos mediante cables Ethernet señal WiFi.

Cada uno de los PLC2 contará con su propia clave de acceso y nombre de usuario. Esto en caso de que funcionen replicando la señal WiFi del router. De esta forma evitas que los vecinos (a quienes probablemente les llegara la señal amplificada) puedan robarte el WiFi.

Más allá de todo esto, es importante resaltar que la tecnología PLC funciona integrando la tecnología HomePlug. Esta última es la responsable de la correcta transmisión de datos a través de los sistemas eléctricos domésticos. Gracias a ella es que la transmisión de energía eléctrica y de datos pueden coexistir simultáneamente en un mismo cableado sin interferir entre el uno con el otro.

¿Cómo se instala un PLC?

Para instalar un dispositivo PLC no necesariamente necesitas cableado Ethernet, porque algunos cuentan con acceso inalámbrico que redistribuye la señal del WiFi proveniente del router. Igualmente, estos equipos han evolucionado y ofrecen conexión de cable Ethernet que permite configurar y trasmitir datos con mayor precisión a tus tabletas, consolas, televisores, entre otros.

En el caso del sistema PLC, cuenta con dos dispositivos que se deben ubicar en puntos estratégicos y al estar configurado redistribuye la señal, permitiendo obtener desde diversos lugares una excelente conexión. Normalmente, esta tecnología se configura directamente con la red, permitiendo una trasmisión segura y estable desde su primer uso.

Instalar un sistema de conexión PLC es tan sencillo como enchufar los dispositivos en las tomas de corriente más idóneas de casa, apartamento o negocio. Normalmente, cuando se compra un kit PLC, este incluye un PLC emisor (PLC1) y un PLC receptor (PLC2) además de al menos dos cables Ethernet. Antes de enchufar el PLC1 debes vincularlo al router mediante uno de esos cables Ethernet.

Seguidamente debes identificar la toma de corriente más cercana a los equipos que deseas conectar a la señal del (o de los) PLC2. Casi siempre esto es suficiente para que ambos PLC se sincronicen, pero en algunos casos puede ser necesaria una sincronización manual mediante alguna App del fabricante. En estos casos deberás consultar el manual del kit. Entre otras cosas, podrás usar esa misma App para asegurarte de que firmware este debidamente actualizado.

Una vez hecho todo esto podrás conectar tus equipos a la señal del PLC2. Esto se puede hacer mediante cableado Ethernet o mediante señal WiFi dependiendo de las especificaciones del sistema PLC en cuestión, ya que existe más de un tipo de PLC.

También puedes comprar uno o varios PLC complementarios (PLC2). De manera que puedas extender tu red PLC por todos lados siempre y cuando hayan tomas de corriente disponibles para conectarlos. El límite recomendado de PLC2 que se pueden instalar en un mismo circuito suele ser entre 7 y 8, dependiendo del plan de navegación que se tenga y de la capacidad del router.

Para finalizar con la instalación de un sistema PLC puedes asignar a cada uno su propio nombre y contraseña en caso de que se trate de modelos PLC con WiFi. En este caso también debes asegurarte de que tus aparatos estén sincronizados con el PLC2 más cercano para recibir su señal y no la del router o la de otro PLC más alejado.

En caso de tratarse de un sistema PLC sin WiFi, debes finalizar la instalación del sistema conectando tus aparatos a los puertos LAN Ethernet de cada PLC2. Algunos pueden tener más de una ranura para conectar más de un equipo al mismo tiempo.

Si tu router emite más de 100 Mbps debes asegurarte de comprar un PLC con ranuras Gigabit Ethernet, ya que estas pueden soportar alrededor de 1.000 Mbps. Mientras que la interfaz Fast Ethernet no es capaz de superar el procesamiento de 100 Mbps, aunque los PLC con esta interfaz son más económicos, ideales para quienes no tienen (ni necesitan) un ancho de banda que supere los 100 megas.

Tipos de PLC

Ya de esto se ha dicho algo. Existen diversos tipos de PLC. Pero la principal manera de clasificaros es mediante su tipo de conectividad. Por un lado, están los sistemas PLC que se conectan a los equipos mediante cableado Ethernet. Por otro lado, están los que se conectan mediante la emisión de una señal WiFi.

PLC Ethernet

Los sistemas PLC Ethernet son aquellos que pueden conectarse a los equipos únicamente mediante cableado Ethernet. Estos PLC casi siempre tienen una sola ranura Ethernet, por lo que solo se les puede conectar un equipo. Aunque modelos más recientes cuentan con dos y hasta tres puertos de conexión.

Es importante resaltar que los puertos Ethernet funcionan en base a una de dos posibles interfaces. La primera interfaz, que es la más vieja y básica, es conocida como Fast Ethernet (10/100). Puede soportar un máximo de 100 Mbps en cuanto a su velocidad de transmisión de datos. La segunda interfaz, más moderna y compleja, es conocida como Gigabit Ethernet (10/100/1000). La velocidad de transmisión de datos que puede soportar es de hasta 1.000 Mbps, nueve veces más en comparación a la interfaz Fast Ethernet.

Estos sistemas PLC son ideales para cubrir las necesidades de aquellas personas que tan solo quieran expandir su red de Internet a equipos específicos ubicados en sitios específicos y sin tener que gastar demasiado dinero, ya que estos PLC son mucho más económicos que los PLC WiFi. Por ejemplo, con un PLC2 de dos puertos Ethernet se pueden conectar a la red un ordenador y una impresora ubicados en una oficina alejada del router.

PLC WiFi

Los sistemas PLC WiFi son aquellos a los cuales los distintos aparatos se pueden conectar mediante una señal WiFi. Sin embargo, todos los PLC WiFi también disponen de al menos un puerto de conectividad LAN Ethernet. Dicho de otro modo, cumplen la misma función que los PLC Ethernet pero con el agregado del WiFi. En cuyo sentido funcionan como un amplificador o repetidor WiFi.

Lo que hacen es emitir mediante una señal WiFi los datos que recibe a través de la red eléctrica desde el PLC1. Y así como el PLC Ethernet puede trabajar con una de dos posibles interfaces dependiendo del modelo del dispositivo, un PLC WiFi puede trabajar con dos distintos estándares.

En primer lugar, mencionamos el estándar 802.11n (WiFi N), es el más común, cuenta con un amplio rango de cobertura aunque la potencia de la señal se va reduciendo considerablemente cuanto más se va alejado de su fuente de origen. En segundo lugar, está el estándar 802.11ac (WiFi AC), más reciente y por tanto menos saturado al emplear el canal de los 5GHz, lo que le garantiza una altísima velocidad de transmisión de datos aunque su rango de cobertura no sea tan elevado.

Los routers, amplificadores y PLC más modernos son capaces de trabajar en ambas bandas o canales (2.4GHz y 5GHz). A estos se les conoce como dual-band. Si este es el caso de tu PLC la transmisión de datos podrá superar los 100 Mbps. Mientras que los PLC que funcionen con el estándar WiFi N alcanzaran velocidades no superiores a los 100 Mbps.

Estos sistemas PLC son provechosos siempre y cuando se necesite amplificar la señal del WiFi hacia dispositivos que no pueden ser conectados mediante puertos Ethernet o que se necesiten mover de un lugar a otro constantemente, tales como teléfonos inteligentes, tablets, laptops, entre otros. Al mismo tiempo que se pueden conectar equipos como ordenadores, consolas de videojuegos o televisores inteligentes mediante cableado Ethernet para no saturar la señal WiFi.

Para finalizar este punto es necesario recalcar que la conexión mediante cables Ethernet siempre será más potente, fluida y rápida si se compara con la conexión mediante WiFi. Pero la conexión WiFi permite la conectividad de equipos que de otra forma no podrían acceder a la red de Internet. En este sentido, debes estar al tanto de cuál tipo de PLC te conviene más, ya que cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas.

Ventajas y Desventajas del PLC

Al comprar una PLC WiFi conseguiremos mayores ventajas que obteniendo un amplificador WiFi. Entre los beneficios más destacados, encontramos que estos dispositivos son fáciles de configurar, porque cuentan con opción de clonado automático que establece los datos de la red local, permitiéndose configurarse rápidamente.

Igualmente, éste producto lo consigues a precios asequibles y mejoran tu calidad de conexión, convirtiéndolas en estables, rápidas y con mejores métricas de rendimiento. Otra ventaja de las conexiones PLC es que expanden mejor los datos en la distancia, permitiendo cubrir mayores sectores del hogar u oficina.

Al mismo tiempo, al poseer dos unidades, una que se conecta al tomacorriente más cercano al router y otra colocada estratégicamente, consigues mayor proyección de WiFi, estableciendo una red completa que permite libertad de comunicación.  También obtienes mayor seguridad porque su conexión está cifrada mediante contraseña, provocando que las entradas estén restringidas y necesiten tu autorización para conectarse.

Con respecto a las desventajas del PLC WiFi, es que aunque permite una gran cantidad de dispositivos, existe un límite que soporta, por lo cual, si se encuentra saturado, desconectará automáticamente algunos dispositivos que no estén en uso.

Diferencia entre un PLC y un repetidor de WiFi

En la práctica tanto, un PLC como un repetidor de WiFi cumplen la misma función: ambos sirven como un extensor de la red del router. No obstante, existe una marcada diferencia entre un PLC y un repetidor de WiFi. Además de otras pequeñas diferencias no tan cruciales en cuanto al nivel de funcionalidad.

La diferencia más crucial, independientemente del tipo de PLC, es que estos transportan los datos de navegación mediante el cableado eléctrico de una edificación. Y siempre y cuando el cableado este en óptimas condiciones, la perdida de datos en el trayecto es prácticamente nula. De tal manera que con un PLC se puede aprovechar al máximo la capacidad del router.

Por otro lado, los repetidores captan la señal WiFi emitida por el router a través del aire. Luego, su sistema integrado le permite repetir esa misma señal desde su ubicación. El principal inconveniente con este modo de extender una red es que si el repetidor está muy lejos del router, la señal captada será débil, por lo que la señal repetida será igualmente tenue.

Se podría pensar que la solución a este problema es no instalar el repetidor muy lejos del router. En teoría si sería una buena solución. Pero en la práctica, si el repetidor está muy cerca del router entonces automáticamente pierde gran parte de su función esencial que es la de aumentar el rango de cobertura del router. En este sentido podemos ver cómo, en cambio, los sistemas PLC pueden transmitir datos por el cableado eléctrico a distancias de hasta 300 metros.

Aspectos por considerar a la hora de comprar un PLC

A la hora de obtener una red PLC WiFi, considera los siguientes aspectos para que consigas un PLC de calidad y duradero.

  • Necesitas contar con un tomacorriente especial, es decir, con una entrada de electricidad única y exclusiva para conectar el PLC porque este equipo no se amolda a regletas o filtros con sobretensiones.
  • Verifica que la transmisión de datos, es decir, los Mbps, sean lo más acorde a lo que envía tu router. Recomendamos un PLC que al menos emita 500 Mbps, para que consigas un excelente rendimiento y mayor velocidad.
  • Asegúrate de elegir aquellos PLC que cuenten con flexibilidad para WiFi y Ethernet, así consigues mayor cantidad de dispositivos conectados. En el caso del WiFi que sea tipo 802.11ac que levanta 2,4 a 5 GHz y en el Ethernet más de 1000 Mbps.

Igualmente es aconsejable que, dentro de la compra, cuentes con un equipo que posea una App para que la configuración sea fácil de realizar. Normalmente, al contar con estas herramientas las actualizaciones de firmware, cambio de contraseñas, encriptación y gestión de puntos, es mucho más rápida, además podrás monitorizar y conocer las diversas velocidades que llegan a tus dispositivos.

PLC de media gama

Si buscas un dispositivo PLC WiFi que establezca conexiones prolongadas y seguras para diversas habitaciones, recomendamos alguno de los siguientes artículos de gama media porque masifican los beneficios y además los consigues a precios asequibles.

D-LINK DHP-W3 11 AV

D-LINK-DHP-W3-11-AV

Lleva la señal WiFi a donde necesites con el D-LINK DHP W3 11 AV. Posee dos dispositivos, el principal que cuenta con conexión Ethernet para conectar directamente el router, y el otro que se puede colocar en un lugar lejano para establecer una cobertura completa.

Cuenta con velocidad PowerLine que levanta hasta 500 Mbps y una velocidad WiFi de hasta 300 Mbits.

Se configura rápidamente gracias al asistente incorporado y también posee seguridad WPA-WPA2, que permite mejor protección y cifrado. Se conecta con facilidad a diversos dispositivos y lo consigues a un excelente precio de 49 euros en adelante.

TP-LINK TL – WPA7510 KIT

TP-LINK-TL---WPA7510-KIT

Para transferencia de datos a alta velocidad el TP – LINK TL – WPA7510 KIT será tu mejor alternativa, porque levanta hasta unos 1000 Mbps, soportando todas tus descargas online.

Posee doble Banda WiFi de 802.11ac y alcanza hasta 5GHz, permitiendo mejor cobertura. Igualmente, cuenta con botón de clonado de configuración, sincronizador y red cableada para conectar otros dispositivos. Este producto lo consigues a un precio de 75 euros en adelante.

PLC de alta gama

TL-WPA4226T-KIT

En cambio, si buscas un PLC WiFi más complejo que permita más espacios y traspase estructuras sólidas, recomendamos el TP-LINK TL-WAP8730 KIT, porque proporciona hasta una velocidad de 1750 y una mínima de 1200 Mbps, la cual se conecta automáticamente. Cuenta con botón de clonado, por lo que podrás agregar extensiones de seguridad. Además, posee un enchufe adicional por si se presentan fallas. Este producto viene con dos adaptadores y lo consigues a un precio de 131 euros en adelante.

TOP 5 de amplificadores PLC (2018)

Los primeros seis meses del año quedaron atrás. Pero ya te tenemos un TOP 5 de los mejores amplificadores PLC para este 2018.

Devolo D-Lan 1200+ WiFi AC: el mejor

El Kit de inicio Devolo D-Lan 1200+ WiFi AC destaca como el mejor y el primero en la lista gracias a que integra con eficiencia los principales aspectos que más deben preocuparte de un sistema PLC.

  • Alcanza hasta 1.200 Mbps.
  • Cuenta con dos puertos LAN Gigabit Ethernet para aprovechar al máximo su velocidad de conexión.
  • Integra la tecnología WiFi AC (la mejor) para conectar simultáneamente varios equipos de forma remota.
  • Incorpora la tecnología Range+, que le permite extender su rango de cobertura WiFi por encima de la media.
  • Dispone de un enchufe integrado que además es a prueba de niños.
  • Incluye el Software dLAN Cockpit para facilitar las configuraciones de red.
  • Es compatible con los principales sistemas operativos: Windows, MAC OS y Linux.
  • Puedes instalar varios PLC2 comprando el complemento Devolo dLAN 1200+ WiFi AC.

TP-Link TL-PA9020P: el Ethernet más veloz

La principal fortaleza del TP-Link TL-PA9020P es su inigualable velocidad al procesar datos mediante cableado Ethernet. Porque si bien sus demás especificaciones (evaluadas en conjunto) no son tan buenas en comparación al Devolo anterior, su velocidad de conexión prácticamente duplica a la de este.

  • Alcanza hasta 2.000 Mbps mediante sus dos puertos LAN Gigabit Ethernet.
  • Puede soportar varios equipos conectados simultáneamente gracias a su capacidad WiFi.
  • Tecnologías MIMO y HomePlug AV2 para optimizar la transferencia de datos a altas velocidades.
  • Tecnología Plug & Play para una configuración automatizada.
  • Enchufe integrado para no desperdiciar ni una sola toma de corriente.

TP-Link TL-WPA8730: el WiFi más rápido

Similar al modelo anterior en cuanto a velocidad se refiere, solo que el TP-Link TL-WPA8730 alcanza altas tasas de transmisión de datos mediante su red WiFi. Mientras que sus puertos Ethernet, pese a ser Gigabits, se quedan un poco rezagados respecto a los dos modelos anteriores.

  • Velocidad combinada de hasta 1.750 Mbps.
  • Tres puertos LAN con interfaz Gigabit Ethernet para conexiones directas y fluidas.
  • Tecnología WiFi AC con estándar AV-MIMO para velocidades máximas de 1.200 Mbps.
  • Mejor rendimiento y ampliación de la cobertura gracias a la tecnología beamforming.
  • Botón especial para una clonación rápida del WiFi.
  • Enchufe integrado en el PLC receptor pero no en el emisor.

TP-Link TL-WPA7510: el de mejor relación calidad-precio

Dentro de este TOP 5 la distinción a la mejor relación calidad-precio le corresponde al TP-Link TL-WPA7510. Su precio, que apenas roza los 80 euros; es sumamente bajo si se lo relaciona con las prestaciones de considerable calidad que este PLC tiene para ofrecerte.

  • Su velocidad teórica es de hasta 1.000 Mbps mediante Ethernet y 750 Mbps mediante WiFi.
  • Tan solo dispone de un puerto LAN Ethernet, pero con el agregado de que su interfaz es Gigabit.
  • Su emisión de WiFi es destacable, ya que se trata del estándar AC dual-band (2.4 y 5 GHz).
  • Incluye la función de clonado de WiFi fácil de activar al solo tener que pulsar un botón.
  • Ideal para edificaciones con tomas de corriente sobrantes, ya que no dispone de enchufe integrado.

D-Link DHP-W611AV: el de rendimiento más completo

Si bien Devolo y TP-Link destacan como las mejores marcas, una excelente alternativa es la marca D-Link. Respecto a la misma podemos recomendarte el D-Link DHP-W611AV, que destaca por su rendimiento muy completo. Si bien no supera en casi nada al resto de PLCs en el top, todas sus prestaciones son considerablemente buenas y óptimas.

  • Velocidad teórica de hasta 1.000 Mbps mediante Ethernet y 1.200 Mbps mediante conectividad WiFi.
  • Un solo puerto LAN Gigabit Ethernet con estándar HomePlug AV2 para maximizar la fluidez de datos.
  • Tecnología WiFi AC dual-band para una nítida y extendida cobertura.
  • A diferencia del resto, cuenta con dos antenas externas para potenciar la fluidez y alcance de la señal WiFi.
  • Tecnología de encriptado WPA y WPA2 para mayor protección ante posibles robos de señal WiFi.
  • Interruptor ON/OFF para activar o desactivar el WiFi en cualquier momento.
  • Sistema de fácil instalación Plug & Play.
  • Solo el PLC secundario dispone de enchufe integrado.
  • Es el segundo PLC más barato del TOP.

La tecnología PLC WiFi mejora la vida moderna porque permite mantenernos conectados aunque estemos en distancias lejanas de nuestro router. Con estos dispositivos consigues mayor cobertura y rapidez con respecto a otros artefactos, haciendo más fácil y segura tus conexiones. Cambia tu perspectiva y comienza a disfrutar de una cobertura completa, comprando este equipo multifuncional.

PLC
4.3 (86.67%) 3 votes